August 20, 2012

Digamos que la ENSyD es un preludio de guerra...


Luego de leer una noticia en el Comercio (Perú), me he quedado con un sinsabor debido al escueto argumento de un funcionario boliviano sobre las actitudes y acciones chilenas alrededor de la nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa de Chile. Aquí un fragmento del artículo:

La Paz (EFE). El Gobierno de Bolivia acusó hoy a Chile de tener un “nuevo plan bélico que amenaza la paz de la región” y una estrategia que potencia “a sus Fuerzas Armadas para enfrentar situaciones de guerra en Sudamérica”. El director de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Juan Lanchipa, dependiente de la Cancillería boliviana, se pronunció en ese sentido en un “boletín informativo”.

“El Poder Legislativo chileno está considerando la nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa (ENSYD 2012-2024), que tiene la finalidad de financiar y potenciar a sus Fuerzas Armadas para enfrentar situaciones de guerra en la región suramericana”, sostuvo Lanchipa.

La actitud chilena, agregó, “es preocupante para todos los países de la región, además de ser delicado porque ese país ingresó a una serie de contradicciones entre lo que dice y lo que hace, cada vez con mayor desparpajo, actitudes y medidas que parecen representar el preludio de una guerra".


El Comercio (Perú) - "Bolivia acusó a Chile de tener plan bélico que amenaza Sudamérica". Publicado el 19 de Agosto del 2012


Según el diario boliviano Los Tiempos, Lachipa es "embajador plenipotenciario de la Dirección Nacional de Reivindicación Marítima (Diremar), encargada de llevar adelante procesos ante tribunales de justicia internacional en procura de lograr una salida soberana al Océano Pacifico." Lo que, creo, debería preocuparle es la inocente actitud de su gobierno (¿y de la región?) y la endeble retórica que usan para bloquear a Chile de un supuesto ataque a Bolivia u otro vecino (¿Perú?). Obviamente, ningún estado occidental tendrá un discurso "Sí, nos interesa entrar en guerra con nuestros vecinos"... claro que su discurso público se basará en el cumplimiento de los tratados y objetivos loables.

Subrayando que mi opinión es la de un humilde estudiante de Relaciones Internacionales, quiero comentar que la perspectiva de Lachipa es muy estrecha y, aunque obviamente política, marcadamente inocente. Aunque haya paz en la región debemos de saber que la búsqueda de los intereses de los estados hará que, de ser necesario, uno le declare la guerra al otro para cumplirlos. Cualquier persona elementalmente conocedora de política o historia sabe que esto es verdad, muy al margen de la explicación que se le pueda dar al hecho de la guerra según las diferentes escuelas de pensamiento. La guerra es, como la Intervención Humanitaria de la ONU, una herramienta. Sangrienta, tecnificada, repudiada o con cualquier otro calificativo, pero finalmente una opción (mala, buena, necesaria, crítica, etc. ...también démosle el calificativo de nuestra preferencia).

Veamos, por favor, un cuadro elaborado en base al gasto militar. Aquí vemos cómo se distribuye, en el tiempo, la participación de cada estado en el gasto de la región (arbitrariamente reducida a 10 estados). Los porcentajes se han sacado sobre los gastos calculados en USD 2009 a precios y tipo de cambio constantes, con excepción de los datos del 2010, los cuales fueron calculados en con el mismo criterio pero en USD 2010; según indica el Instituto Internacional de Investigación de Paz de Estocolmo. Brasil en verde, Chile en morado, Colombia en amarillo:



Distribución del gasto militar en América del Sur 1991-2010
Fuente: Base de datos de gastos militares 2010 del Instituto Internacional de Investigación de Paz de Estocolmo.
Elaboración: Propia


Lógicamente, el uso del presupuesto en rubros que no sean militares puede significar que se presta más atención a la cultura o salud (por nombrar sólo un par), aunque no es mi intención hacer un análisis del gasto boliviano. Lo que me interesa resaltar son las claras políticas de gasto militar de los estados sudamericanos en función de los otros estados de la región. Al 2010, puede verse que Colombia, Chile y Brasil son las potencias militares de la región. Los gastos militares no son necesariamente para atacar, pues pueden ser derivados a la defensa tanto en términos disuasivos como de respuesta a los ataques. En el caso de Colombia, por ejemplo, es bien sabido que requieren de un alto presupuesto para combatir con las guerrillas en su propio territorio.

La perspectiva de seguridad que usa Chile en su nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa es totalmente válida pues trata de actualizar su funcionamiento para hacer frente a amenazas que han identificado no se pueden combatir con un sistema tradicional y enfocado en actores subnacionales. Si dicha estrategia es más que sólo retórica y es una verdadera política de estado, entonces bien por ellos. Lógicamente, la reestructuración e incremento de actividades militares no se da de manera gratuita y debe evidenciar un aumento en el gasto, el cual ha mantenido una política de participación (en el gasto de la región) relativamente constante. El problema (para los vecinos de los chilenos) no es que Chile justifique o no sus operaciones militares, sino la pasividad y falta de preparación para un eventual conflicto armado, pues, como he mencionado al principio, si un estado (en general, cualquiera) ve que con la guerra alcanza sus fines, entonces lo hará... si es la manera más productiva/efectiva de alcanzarlos.


No comments: